historia_libro_grafime_3

LOS PRIMEROS COPISTAS
Los primeros libros surgieron durante la Edad Media, en un proceso arduo y lento en el que aparecía la figura del copista. Estos libros se elaboraban en los monasterios y los monjes, especializados en el arte de la escritura, eran los encargados de copiar las obras en unas salas especiales denominadas scriptorium. Una figura relevante en este proceso era la del ilustrador, que decoraba los libros con dibujos y otros elementos ornamentales. Así aparecieron libros de un gran valor cultural donde se reflejaban diferentes tipos de caligrafía según el área geográfica de influencia: visigótica, merovingia o gótica. De esta época son los famosos beatus, manuscritos medievales de temática religiosa que fueron los primeros best-sellers de la historia por la gran difusión que tuvieron.

Escribe un comentario