LOS PRIMEROS COPISTAS Los primeros libros surgieron durante la Edad Media, en un proceso arduo y lento en el que aparecía la figura del copista. Estos libros se elaboraban en los monasterios y los monjes, especializados en el arte de la escritura, eran los encargados de copiar las obras en unas salas especiales denominadas scriptorium. Una figura ...

Leer más →